La Escuela

La situación de los niños que nacen en los bateyes azucareros dominicanos es de preocupación. Desde sus orígenes, estos niños padecen de problemas de malnutrición, condiciones de insalubridad y, lo que es tal vez su mal mayor, la indocumentación. Siendo hijos de inmigrantes haitianos en su mayoría, muchas veces le es negado un certificado de nacimiento. Sin contar con este imprescindible documento, su acceso a la educación pública se ve restringido; su participación en la vida se ve impedida. Santa María del Batey acoge a todos, sin distinguir raza, nacionalidad, género, posición socioeconómica o creencias religiosas.

La Fundación cree firmemente que el principal medio para obtener la libertad de los niños es la educación. A través de la escuela Santa María del Batey se busca generar un círculo virtuoso. Mientras mejor educación se ofrezca a los jóvenes que entran en el sector productivo del sector La Pringamosa, mayor será su posibilidad de encontrar rápidamente un trabajo de buena remuneración. Esto incentivará a su vez a que otros se sientan motivados a mejorar sus destrezas y a que sus hijos alcancen niveles de educación cada vez mayores. Esto proveerá cualidades para generar nuevos trabajos, aumentando la competitividad general de la economía de la provincia y del país.

El bachillerato es de tipo técnico-vocacional.  En él, nuestros alumnos pueden escoger su especialización en una de tres disciplinas: hotelería, corte y confección o tecnología de información.  Esta estrategia persigue que los alumnos de Santa María del Batey, a la vez que obtengan su título de bachiller, puedan contar con un oficio que les permita ingresar ventajosamente en el mercado laboral. Las zonas francas y las zonas hoteleras de la región Este de nuestro país garantizan una fuente de empleo amplia para los egresados.

La escuela trabaja en horario corrido, desde las 8 de la mañana hasta las 4 de la tarde.  La Secretaría de Educación subvenciona la mitad del sueldo de los profesores.   Proveemos desayuno y almuerzo para todos los alumnos.  Los sábados se ofrecen deportes y se reune un grupo de oración de niños. 

Los padres de los alumnos contribuyen con estos gastos mediante una cuota mensual de RD$ 25.00 por estudiante, los cuales pueden ser pagados en trabajo físico en los terrenos de la Fundación.

El Centro cuente ya con dieciséis aulas de clase, una biblioteca, cocina, facilidades sanitarias, almacén, vivienda para el sereno del Centro, agua potable, corriente eléctrica, cancha para baloncesto y voleibol alumbrada, campo de baseball, y aula de computadoras. 

Santa María del Batey en la prensa

El periodico Clave publicó una nota de prensa recientemente. Nota de prensa (2008) (PDF) (vea la página 18-19)

 

 

Hato Mayor, República Dominicana

©2008 Fundación Santa María del Batey

 

 

Inicio La Escuela La Comunidad Voluntarios Apadrinar Información de Contacto